27 de mayo de 2009

Granollers 2009: Domingo


Poco después de las 10h y sin el pequeño contratiempo en el aparcamiento del día antes llegamos a la carpa de Jugar x jugar. Gabriel se fue al campeonato de Carcassonne. Desplegamos el campi y otro de los expositores, Marc y sus acompañantes, Carles y Silvia, se apuntaron a una partida. Aunque el juego ya es emocionante por si mismo, tuvimos efectos especiales gentileza de la Feria. Ese pedazo de mampara con la pegatina de Catalunya Ràdio que podéis ver en la foto se abalanzó sobre nosotros para ver como estábamos de reflejos. Pues bien, estamos bien. Ahora vuelve a tu sitio. Para evitar que volviera a suceder, se tomó la decisión de desmontar el biombo entero. Durante la partida se acercó Aidi (lapcra) a saludar y medio apalabramos una partida. Le devolví la visita a Marc y estuvimos jugando a uno de sus juegos. Al poco apareció una pareja y su niño interesados también en el Campi qui pugui. Partida en marcha de nuevo. Y van....
Después aún tuve tiempo de probar otro de los juegos de Marc.
Entre unas cosas y otras ya eran más de la una y optamos por retirarnos ya. El calor de los dos días hacía que estuvièramos más cansados aún. Cogimos los campis y cap a casa. Eso creíamos. No recorrimos ni 100 metros cuando nos encontramos con un emboce de tráfico. Imposible salir de allí. Supongo que habría alguna prueba deportiva pero para estar allí embotellados decidimos volver a la Fira y comer algo mientras pasaba la congestión.
El chiringuito del día antes parecía la única opción así que repetimos con los bocatas largos de pan. Víctor y Mons se quedaron en un parque y Gabriel y yo nos dirigimos de nuevo a la Feria. Pude concretar con Aidi la partida que había medio negociado por la mañana e incorporé a la misma a David y Silvia (ay que como no se llame Silvia... ¡vaya memoria!). Hacía años que no veía a David (Enhac). Evitando unas ráfagas de viento pudimos jugar la partida al lado del stand de homoludicus. Gabriel ganó por un punto.
Con la satisfacción del deber cumplido cogimos los campis y para casa sin ningún rastro del atasco en la carretera. El año que viene más ¿y mejor?.
Ahora a mirar hacia Córdoba y a trabajar los otros 4 juegos que vienen. Y, por si acaso, pensando en el Campi qui pugui 2. El retorno.

2 comentarios:

bibliopizza dijo...

Sí... sí que era Silvia...

Por cierto, felicidades por el juego. Es muy recomendable.

Jordi dijo...

Qué alivio...

¡Gracias! Si me toca la primitiva lo edito yo mismo, je je.

Aunque primero quemaremos algunos cartuchos...